por carracuca

Y nada, bueno, que hoy me metería en tu mochila, haciendo a un lado los sándwiches de jamón York, la Guía Routard, las medicinas, y me quedaría dormida (en duermevela) con el bamboleo de los caminos de playa que saben, por cierto, a jugo de toronja y a factor 50.

Estaría muy callada, tararearía quizá alguna radiofórmula o te hablaría, si quisieras, de cómo los Trending Topics dictan ahora el ritmo del mundo. No molestaría.

Por eso méteme en un bolsillo, anda, llévame por última vez a Puerto Escondido.

Anuncios