L5

por carracuca

Tiemblan los dedos y no es por el traquetreo del metro. El gesto resuelto, espalda erguida y cien bolsas en las manos para transportar pollo, monedero, tres consejos.

La voz del metro de Madrid suena a jueves, a tapas mediocres de paella y a bolsas de la compra, pero supongo que tú nunca lo has pensado.

Pareces decidida a marcar, y mira que las pantallas táctiles no están pensadas para el Parkinson.

(De Pueblo Nuevo a Diego de León)

Anuncios