Cómo ser un hombre de bien. Declararse

por carracuca

Un hombre nunca declara la paz antes de la guerra. Me explico, si has decido declararte es porque conoces al enemigo. Porque conoces cada esquina de su espalda, cada arruga y cada mueca de cada sonrisa, o sea, te declaras porque la conoces, no porque la quieras conocer. En suma, un hombre de bien no se enamora del amor sino de una persona, por eso usted no es un notario ni un informático.

Nadaimporta via Cómo ser un hombre de bien. Declararse.

Anuncios