Perseguidos y oprimidos.

por carracuca

Lo que sí que hay que reconocer es que el catalán se halla al borde de la extinción. Hoy en día apenas lo hablan correctamente dos familias de Vic que además se llevan muy mal entre ellas. Y si bien es cierto que los catalanoparlantes nos oprimen a nosotros, no deja de ser verdad que nosotros también los oprimimos a ellos.
De hecho, en mi búnker tengo a mi propio catalanoparlante al que oprimir los días pares. Él me oprime los días impares.

vía Jaime Rubio de Perseguidos y oprimidos.

Anuncios