por carracuca

París no te despierta por la mañana con croissants y café caliente. No lee el periódico mientras te coge la mano. París no te mira a los ojos.

 París me odia, en Mensajes en botella.
Anuncios