por carracuca

Estabas ahí con los colchones del suelo y las botellas medio vacías, con las clases cálidas a las que no se podía llegar tarde. Con huevos duros de desayuno y los bajos del pantalón permanentemente mojados.

Sigo acordándome.

Anuncios