por carracuca

Te regalo mi mirada de siempre te quise

y vuelvo al poema,

sé entonces que entre el ida y vuelta

terco del limpiaparabrisas

cabe una vida, sólo porque tu sueño

habita este dos por cuatro […]

Llueve, llueve y llueve, un poema de Ismael Serrano.

Anuncios