por carracuca

A usted le pasa lo mismo y lo entiendo muy bien. En su país no le quieren porque es como si usted fuera para ellos jorobado y epiléptico. No se apure. Le va a pasar lo que a mí: aquí me quieren todos.

Juan Soto Ivars, sobre los refugiados, en El Confidencial

Anuncios